Mark Read, flamante CEO de WPP, despedirá a 3.500 personas para devolver a WPP a la senda del crecimiento

WPP está despidiendo a 3.500 empleos en todo el mundo bajo planes para reducir los costos en 350 millones de dólares al año, en busca de revertir su suerte.

La medida afectará en gran medida a los puestos administrativos, ya que el gigante de la publicidad busca fusionar 100 oficinas y cerrar otras 80.

WPP ya ha fusionado sus marcas de relaciones públicas Burson-Marsteller y Cohn & Wolfe, y sus redes de publicidad VML y Y&R, y Wunderman y J. Walter Thompson este año. Sus otras agencias de relaciones públicas incluyen Hill + Knowlton, Ogilvy, cuya oficina de Londres recientemente realizó su propio ejercicio de retiros voluntarios, y Finsbury.

Para continuar leyendo, o suscríbase a la revista y acceda a todo el contenido haciendo click aquí.

También puede interesarte